Posts etiquetados ‘el infierno’

DEISMO

Publicado: 02/19/2012 en Miscelanea
Etiquetas: , , , , ,

Deísmo 

El deísmo es la creencia en un ser supremo, que permanece desconocido e intocable. Dios es visto simplemente como la “primera causa” y el principio subyacente de racionalidad en el universo. Los deístas creen en un dios de la naturaleza — un creador no interactivo — que permite que el universo se gobierne a sí mismo de acuerdo con las leyes naturales. Como un “dios relojero” que inicia los procesos cósmicos, el universo avanza, sin necesitar la supervisión de Dios. El deísmo cree que leyes precisas y fijas definen el universo como auto-operante y auto-explicativo. Estas leyes se revelan a sí mismas a través de “la luz de la razón y de la naturaleza”. Confianza en el poder de razonamiento intercambia la fe por la lógica humana. He aquí algunos ejemplos de razonamiento deísta:

  • Dios es identificado a través de la naturaleza y de la razón, no de la revelación. Los deístas que creen en Dios, o al menos en un principio divino, siguen unos pocos, si acaso, de los principios y prácticas del cristianismo, judaísmo, o de cualquier religión creyente en un Dios personal. Cualquier dios deísta es una entidad eterna cuyo poder iguala a su voluntad.
  • Algunos deístas creen en Jesucristo, mientras que otros no. La mayoría de los deístas estiman las enseñanzas de Jesús.
  • La Biblia no es aceptada como la infalible Palabra de Dios. Los deístas refutan evidencias de Jesús como la encarnación de Dios en la tierra. Ellos niegan la credibilidad de los escritos de los apóstoles o de cualquier escrito “inspirado por el Espíritu”.
  • El deísmo no tiene credo, artículos de fe, ni libro sagrado. Ni Satanás, ni el infierno, existen, sólo símbolos del mal los cuales pueden ser vencidos a través del mismo razonamiento del hombre.
  • El hombre está calificado para decidir qué camino razonable seguir en lo referente a moralidad. Los deístas se auto proclaman “libres pensadores”.
  • Los deístas rechazan revelaciones y visiones. En la vida iluminada de un deísta no hay lugar para tonterías de milagros y profecías.
  • El deísmo no necesita de ministros, sacerdotes, ni rabís. Todo lo que un individuo necesita es su propio sentido común y la habilidad de considerar su condición humana.

 

Deísmo – Un peldaño hacia el Ateísmo
Desde la segunda mitad del siglo XIII, el deísmo ha utilizado la ciencia para justificar su postura. Científicos, como Sir Isaac Newton, fueron capaces de idear más y más a fin de explicar cómo funciona el universo y todo a nuestro alrededor. Muchos de los misterios que el hombre ha atribuido a Dios, produjeron simples explicaciones mecánicas. El incremento en conocimiento estimuló la disminución de la fe religiosa entre la élite intelectual. Como filosofo y matemático, Descartes redujo a Dios a una “abstracción matemática”. La razón empujó a la fe al plano de la mitología y la superstición, mientras que el deísmo rápidamente se deterioró en ateísmo (la creencia en ningún Dios). La ciencia parecía haber entablado el viejo combate de los siglos con la religión para ganar la mente del hombre. La vida se volvió un producto del cambio a ciegas — un juego cósmico del azar jugado a través del tiempo.

Deísmo – Algo Falta
La humanidad continúa gastando billones de dólares en empresas tales como el Telescopio Espacial Hubble. El hombre continúa la búsqueda de su origen, tratando de entender el diseño de Dios en la creación. El Dr. Patrick Glynn, graduado de la Universidad de Harvard y director asociado de la Universidad George Washington, concluyó que, “Los físicos están descubriendo un orden inexplicable del cosmos … . . sicólogos, que una vez consideraron el creer en Dios como una señal de neurosis, están encontrando que la fe religiosa es un elixir poderoso para la salud mental”. Como el amor, la espiritualidad no puede ser probada intelectualmente ni matemáticamente, pero nuestras emociones nos dicen que existe una dimensión de la vida que trasciende el plano físico y lógico. ¿Cuál es el ingrediente faltante?

El conocimiento y la razón no sirven de nada si no son utilizados sabiamente. La sabiduría es el ingrediente clave que le hace falta al deísmo. Mientras que el hombre trata de alcanzar la erudición, Dios provee una transformación (Romanos 12:2). Al rechazar la fe y la revelación divina de Dios, el deísmo desecha la sabiduría (Proverbios 2:2-6). Los deístas dudan de la verdadera Fuente de todo conocimiento y entendimiento (Isaías 11:2; Colosenses 2:2-3). Al desconectarse del Creador, los deístas “de libre pensamiento” limitan el conocimiento (Jeremías 10:12-14).

El Dr. Gerald L. Schroeder (entrenado en MIT en física y biología) ha publicado artículos en las revistas “Time”, “Newsweek”, y “Scientific America”. Se maravilla de la sabiduría codificada en nuestro ADN y del vasto consciente humano. “Existe un brillante diseño en el cerebro, y para crearlo se requiere de la naturaleza de nuestro universo, lo que significa que necesitamos de una fuerza metafísica, un potencial que no está compuesto de tiempo, espacio, ni de materia que creó el tiempo, espacio, o la materia de nuestro universo. Dios puede ser tocado y conocido. Él nunca está “lejos de ninguno de nosotros . . . Porque en Él vivimos y nos movemos y existimos” (Hechos 17:22-27)

 

yo soy deista!!!